miércoles, 15 de abril de 2009

Indulgencias: Las 4 concesiones generales


Una vez repasadas las condiciones generales necesarias para ganar indulgencias, pasaremos a exponer las concesiones de indulgencias válidas para la Iglesia Universal.

Las concesiones se dividen en dos partes: concesiones generales y otras concesiones.

En las primeras se contemplan las concesiones que persiguen impregnar del espíritu cristiano la vida del fiel para tender a una mayor perfección en la caridad. Por ello, se formulan de modo general, sin abarcar ninguna obra en particular, aunque sólo se enriquecen las obras cuya realización responde al modo y disposiciones especiales que se recogen en cada concesión.

Concesión 1ª: Se concede indulgencia parcial al fiel cristiano que, en el cumplimiento de sus obligaciones y en el sufrimiento de las dificultades de la vida, eleva su alma a Dios con humilde confianza, añadiendo -aunque sólo sea mentalmente- alguna piadosa invocación.

Con esta concesión la Iglesia pretende que el cristiano cumpla el mandato de Cristo de 'orar siempre sin desanimarse', al mismo tiempo que le enseña a cumplir las propias obligaciones de la vida. La piadosa invocación es de libre elección del fiel cristiano.

Concesión 2ª: Se concede indulgencia parcial al fiel cristiano que, movido por el espíritu de fe, pone su persona o sus bienes, con sentimientos de misericordia, al servicio de los hermanos necesitados.

La Iglesia fomenta en los fieles con esta concesión la práctica de las obras de misericordia, pero no está incluida en dicha concesión cualquier obra de caridad, sino la que se pone 'al servicio de los hermanos necesitados'.

Concesión 3ª: Se concede indulgencia parcial al fiel cristiano que, con espíritu de penitencia, se priva voluntariamente de alguna cosa lícita y agradable.

La Iglesia fomenta con esta concesión la práctica de la penitencia, ya que la ley del ayuno y la abstinencia está tan suavizada hoy día.

Concesión 4ª: Se concede indulgencia parcial al fiel cristiano que, en circunstancias particulares de la vida cotidiana, dé testimonio explícito de la fe ante los demás.

Por esta concesión, se estimula a los fieles a proclamar con alegría la propia fe cristiana ante el mundo.

Enlaces relacionados:
Índice general de las indulgencias
Qué son las indulgencias (18-Marzo-2009)
Normas sobre la indulgencia plenaria (13-Abril-2009)

1 comentario:

  1. Pongan también que es una indulgencia...

    ResponderEliminar