domingo, 19 de abril de 2009

Los 15 mandamientos del católico


Sí, no me he equivocado. Los católicos estamos sujetos a quince mandamientos: diez otorgados por Dios a Moisés según el relato del Éxodo y Deuteronomio, y los cinco mandamientos de la Iglesia.

Puede parecer un poco pretencioso o ingenuo por mi parte hablar sobre los mandamientos hoy, pues para los católicos debería ser una norma asimilada y conocida en profundidad, y para los increyentes simplemente algo a ignorar y evitar en tanto en cuanto me fastidie y pretenda gobernar mi vida (no así en lo que me perjudique).

Que sea así en el caso de los increyentes entra dentro de lo normal, pero resulta verdaderamente dramático que entre los católicos el nivel de conocimiento de su fe descienda tanto que ni la norma moral más simple sea recordada fácilmente. Podemos hacer una sencilla prueba a muchos cristianos de buena fe y a muchos catecúmenos avanzados si conocen bien los mandamientos de Dios. No digamos ya los de la Iglesia, que son perfectamente ignorados por muchos que han llegado a la edad de razón y que han accedido incluso a la primera comunión.

Propongo aquí, por tanto, hacer un recordatorio de los mandamientos de Dios y los mandamientos de la Iglesia, aun a riesgo de pecar de ser una pretensión excesivamente elemental, con referencia a su explicitación en la Sagrada Escritura y en el Magisterio.

Mandamientos de Dios (Ex 20, 1-17 y Dt 5, 6-21; Catecismo 2052-2557):

1º) Amarás al Señor Dios con todo tu corazón.
2º) No tomarás el nombre de Dios en vano.

3º) Santificarás las fiestas.

4º) Honrarás a tu padre y a tu madre.

5º) No matarás.

6º) No cometerás actos impuros.

7º) No robarás.

8º) No dirás falso testimonio ni mentirás.

9º) No consentirás pensamientos ni deseos impuros.

10º) No codiciarás los bienes ajenos.


Por mandato de Jesús, estos mandamientos se resumen en dos que sustentan la ley entera y los profetas (Mt 22, 37-39):
- Amarás a Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.
- Amarás al prójimo como a ti mismo.

Mandamientos de la Iglesia (Catecismo, 2041-2043):

1º) Oir misa entera los domingos y fiestas de precepto (Código Derecho Canónico -CIC-, 1246-1248):
- Norma existente en la Iglesia desde los tiempos apostólicos, recogida en diversas fuentes (La Didaché, cap. 14.1; San Justino -s. II-, entre otros).

2º) Confesar los pecados al menos una vez al año (CIC, 989):
- Norma recogida entre las disposiciones del Concilio IV de Letrán (1215), cap. 21, DS 812.

3º) Comulgar por Pascua de Resurrección (CIC, 920):
- Norma recogida en la misma disposición que el mandamiento anterior.

4º) Abstenerse de comer carne y ayunar en los días establecidos por la Iglesia (CIC, 1249-1251; 919):
- Según el Código de Derecho Canónico estos días penitenciales son todos los viernes del año (abstinencia) y el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo (ayuno).
- La ley de la abstinencia obliga a los mayores de 14 años; la ley del ayuno obliga a los que han cumplido 18 años de edad (mayores de edad según la ley canónica (CIC, 97.1)) hasta que hayan cumplido 59 años.
- La Conferencia Episcopal Española, por Decreto de 21 de noviembre de 1986, estableció que la abstinencia de los viernes del año que no sean los de Cuaresma, podrá ser conmutada a elección de los fieles por la lectura de la Sagrada Escritura, la limosna, otras obras de caridad, obras de piedad (participación en la Santa Misa, rezo del rosario, etc.) o mortificaciones corporales.
- Para normas relativas a otras Conferencias Episcopales, conviene consultar sus respectivos cuerpos normativos, que incluiré con gusto aquí si me lo indican los amables lectores.
- En cuanto al ayuno eucarístico, debe guardarse al menos una hora antes de la comunión, a excepción del agua y de las medicinas. Las personas de edad avanzada o enfermas, y quienes las cuidan, pueden recibir la comunión aunque hayan tomado algo en la hora inmediatamente anterior.

5º) Ayudar a la Iglesia en sus necesidades (CIC, 222).
- Este mandamiento implica una colaboración personal en la labor de la Iglesia, en las obras de caridad, asistenciales, así como colaborar al sostenimiento económico de las instituciones eclesiales.

Enlaces relacionados:
Cristo, la Verdad (22-Febrero-2009)
La Virgen María, la nueva Eva (21-Febrero-2009)

2 comentarios:

  1. SI LO QUE SIGUE CREES QUE LESIONA LOS OBJETIVOS DE TU SITIO NO LO PUBLIQUES, PERO NO TE ENFADES POR NUESTRA NECESIDAD DE DIFUNDIRLO
    El 1º Domingo de Mayo celebraremos el Día Internacional de los Católicos Separados – Divorciados en Nueva Unión, con una oración a las 12.00 hs en cada país.
    Desde La Barca, blog hecho por y para católicos divorciados en nueva unión de todo el mundo invitamos a sumarse, por las intenciones de quienes seguimos vinculados indisolublemente a la Iglesia en virtud de nuestro bautismo.
    La imposibilidad de acceder a la Eucaristía, que obviamente respetamos, no nos impide confiar en la eterna misericordia y a través de la celebración de nuestro día, esperamos llegar con un mensaje de esperanza a todos aquellos que (más allá de los 41 países que conocen la convocatoria) se encuentran alejados, cada uno por sus causas y quizás crean que su problemática es única o se hallen distanciados de su fe.
    Mundy
    labarca@ymail.com
    www.labarcaglobal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. por que hablan de santificar las fiestas si en la biblia no lo dice, dice santificarás el septimo día, osea el sábado o dice santificarás el día que antecede al primer día de la semana, soy catolico pero leo la biblia y en ella por ningún lado dice santificaras y oras en domingo o el primer día de la semana.

    ResponderEliminar