viernes, 27 de julio de 2012

Pensamientos: Jean Lafrance


Abandonas el pasado a la misericordia de Dios;
confías el porvenir a su providencia,
y te queda tan sólo el instante presente, único lugar de tu comunión con Dios si te abandonas a su voluntad.

El momento presente es el punto de inserción de Dios en tu vida y la fuente de tu oración continua.


No te preocupes por el porvenir, pues es tomar el puesto de Dios, dice Teresa de Lisieux, y ponerte a crear.


Jean Lafrance

2 comentarios:

  1. En el abandono a la voluntad de Dios está el fundamento de la fe; no es fácil, pero es el camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no solo eso: sino que en el HOY está nuestra salvación.

      Eliminar