viernes, 6 de febrero de 2009

Cronología Bíblica (I)

Es mi intención en este artículo elaborar, siquiera someramente, un guión de los principales hitos históricos del pueblo de Israel en el intervalo histórico que se corresponde con la elaboración de las tradiciones del Antiguo Testamento y su fijación por escrito, en definitiva, con toda su historia.

No entro expresamente en la época neotestamentaria salvo en alguna referencia que hago al final pero siempre en relación con hechos del AT.

Para cada momento o período histórico, hago un pequeño comentario del mismo e incluyo, donde proceda, entre paréntesis al final los libros del AT que se escriben bajo su influencia. Esta contextualización de cada autor y relato es fundamental para entender el mensaje que quiere transmitir.

Indudablemente, sin esta labor, leer cualquier libro de la Biblia es leer un relato
descontextualizado del que es muy difícil obtener el mensaje que Dios, que es su autor, quiso transmitir.

- Cronología Bíblica -

ca. 2000 a.C.: en este momento se sitúa el período histórico relativo a los Patriarcas del pueblo y, por tanto, en el nacimiento del pueblo de Israel. En este momento se sitúan personajes como Abraham y su llamada por Dios (Primera Alianza).

ca. 1250 a.C.: reinado de Ramsés II en Egipto (XIXª dinastía). Los relatos relativos al Éxodo de Egipto. a Moisés, la instauración de la celebración de la Pascua y la construcción del Arca de la Alianza (Segunda Alianza) se sitúan históricamente en este momento. (Comienzan las 4 tradiciones orales de los relatos del Pentateuco: yahvista, elohista, deuteronomista y sacerdotal.
Las dos primeras evolucionarán a través del Reino del Norte y la sacerdotal a través del Reino del Sur que culminarán más adelante en su fijación por escrito).

ca. 1200 a.C.: una vez el pueblo establecido en la Tierra Prometida, comienza el período de los Jueces, una especie de reyes que preceden en el gobierno del pueblo a los grandes reyes de la monarquía israelita. (Josué, Jueces, I y II de Samuel, I y II de Reyes).

ca. 1050-935 a.C.: Período de la Monarquía israelita: Reinan Saúl, David y Salomón. Bajo el reinado de este último se construye el Primer Templo en Jerusalén donde se deposita el Arca de la Alianza.

935 a.C.: a la muerte de Salomón, se produce el cisma que divide el Reino de Israel en dos reinos: Reino del Norte (Israel, de dinastía no davídica) con capital en Samaría y Reino del Sur (Judá, de dinastía davídica) con capital en Jerusalén. De este momento histórico proviene la distinción histórica entre los samaritanos y los judíos. (Reino del Norte: predicación y elaboración de los textos de Elías, Eliseo, Amós y Oseas; Proverbios 10-20). Durante la
subsistencia de los dos Reinos, el nombre de Israel servirá para designar por un lado al conjunto del pueblo, y por otro al Reino del Norte exclusivamente.

721 a.C.: Fin del Reino del Norte: Israel cae en manos de los Asirios bajo el poder de Sargón II reinando en el Norte Jeroboán II. Sus habitantes o son deportados a Nínive o permanecen en la Tierra Prometida pero bajo la dominación Asiria. (Miqueas y Primer Isaías; Proverbios 25-29).

701 a.C.: en el Reino del Sur, sitio de Jerusalén por Senaquerib (Asirio) reinando en Judá Ezequías. No llega a caer este reino en manos asirias.

612 a.C.: reinando en Babilonia Nabucodonosor se produce la expansión de este pueblo por el Oriente Medio invadiendo y destruyendo a los Asirios y su capital Nínive. En este momento los babilonios se convierten en la gran amenaza para el pueblo de Israel.

598 a.C.: los Babilonios, bajo el mando de Nabucodonosor, asedian por primera vez la capital del Reino del Sur, Jerusalén. (Sofonías, Nahún, Proverbios 22-24).

587 a.C.: Fin del Reino del Sur: segundo sitio de Jerusalén por Nabucodonosor y caída de Judá. En este momento todo el pueblo de Israel (Reino del Norte y Reino del Sur) vive su experiencia de la deportación en Babilonia, pero ni mucho menos tenemos que pensar que todo el pueblo fue deportado. Serían movilizados sus castas dirigentes, sacerdotes, gentes principales, mientras que el pueblo llano seguiría viviendo en la Tierra Prometida, pero bajo el dominio babilonio. El Primer Templo es profanado y destruido. Es muy probable que este sea el momento histórico en que se le pierde la pista al Arca de la Alianza. Tuvo que ser un momento de gran conmoción para el pueblo. (Jeremías, Habacuc, Ezequiel, 2º Isaías, Lamentaciones).

(Continuará...)

2 comentarios:

  1. Felicidades, Manuel, por la labor de difusión tan maravillosa que haces de la Palabra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siervos inútiles somos. Pero es que muy muy inútiles.
      "No a nosotros, Señor, no a nosotros...".
      Un abrazo.

      Eliminar